Una excelente alternativa para tener un cultivo de fresas en tu hogar es hacerlo de manera vertical en tubos de PVC. Además de ser muy decorativas te permitirá cultivar las frutas de una forma más limpia. Para ello necesitarás un taladro eléctrico con una broca de corte agujero de 7 centímetros, un drillbit 2 ó 3 milímetro para la tubería de riego.

Una longitud de PVC bajante de 10 centímetros ó 15 centímetros de diámetro. Recuerda que la longitud será igual a la altura de la unidad. También necesitarás de una tapa final para la bajante.

Cultivo de fresas
Foto: Andres Saliño

Si se elige un tubo más estrecho la duración del riego se disminuirá. En el caso de que se tenga un sistema de riego presurizado se podrá usar la misma longitud de manguera. También se necesitará un corcho, un cuchillo, cita adhesiva, tela tipo arpillera para envolver el tubo de riego, sustrato fértil, un litro de grava gruesa, plantas de fresas (se pueden usar diferentes variedades), elementos de fijación como collares o lazos.

En primer lugar tendremos que establecer el largo de los tubos y cortar el tubo de la torre y el tubo de riego. Es fundamentar ya preparar el tubo de riego. Piensa en la ubicación que tendrá considerando que las fresas requieres de una buena cantidad de sol para crecer de forma óptima.

En segundo lugar se deberán perforar los agujeros para la ventilación en el tubo de riego. Piensa que si se realizan agujeros hasta el fondo de la jardinera superior no se conseguirá una buena cantidad de agua.

Ahora deberemos cortar la tela con la que se recubrirá el tubo y se deberá cubrir de tal manera en que se puedan cubrir los orificios del tubo. El objetivo es impedir que las raíces entren en él o que existan ningún tipo de obstrucción.

Cuando esté colocada la tela se tendrá que sellar con una cinta adhesiva. Este tubo de riego se tiene que colocar dentro de la torre o tubo donde crecerán las fresas. Para unirlos se puede usar un cordel que sostenga a ambos.

Cortaremos los agujeros en el tubo de las fresas. Solo se tendrán que realizar los agujeros de un lado, ya que el otro lado del tubo quedará contra la pared. Cada agujero puede estar separado unos 20 centímetros. Los agujeros deberán realizarse con un taladro y cortantes especiales para PVC.

Antes de unir los tubos colocamos 10 centímetros de grava gruesa en el fondo, después clocar el tubo de riego y con mucho cuidado ir rellenando los laterales con la grava o sustrato. Por ultimo y con mucho cuidado colocar las plantas en cada uno de los agujeros.

En el momento de colocarlo en la pared tendrás que mover los tubos con mucho cuidado y fijarlos con los collares o lazos en el sitio elegido. Con respecto al riego recuerda que las unidades verticales necesitan de un riego cuidado.

Vía: Urban green Space

Dejar respuesta