¿Qué hacer con todas esas cajas de embalajes de madera que son utilizadas para proteger ciertas cosas? Ahora Fontanot, empresa líder en el sector de las escaleras, ha lanzado la primera guía para convertir sus cajas de embalaje en objetos de diseño. Multitud de cosas que se pueden hacer y que son totalmente funcionales. Un banco en el que aparcar la bici, un zapatero en el que sentarse y almacenar calzado, una mesilla ajustable o un huerto urbano, la madera se confirma materia viva y que no acaba de sorprender.

Ideas originales y creativas

Todas las propuestas de reconversión de la caja de embalaje de madera han sido ideadas y trabajadas por estudiantes de universidades y escuelas de diseño y jóvenes profesionales de España y América Latina. Todos ellos han participado en el concurso Zero Waste Fontanot® Award, que apuesta por el talento joven y por el impulso del diseño responsable y la reutilización de materiales.

De entre todas las propuestas recibidas, el mejor valorado ha sido el proyecto Mesa Funcional, realizado por Matías Schumacher. Se trata de una mesa funcional y ajustable ideada para espacios interiores y que también puede usarse como mesa de bricolaje. El jurado ha valorado especialmente la calidad conceptual y técnica del proyecto, su creatividad e innovación y el aprovechamiento exhaustivo del material que propone.

Los otros finalistas del concurso han sido el proyecto Be Ecool, consistente en un banco multifuncional que permite sentarse y descansar, aparcar la bicicleta y almacenar diferentes objetos; Fienile, una caseta de madera para el jardín creada para que niños y perros jueguen y un  zapatero en el que sentarse y guardar calzado u otros objetos

El ganador del concurso recibirá además un premio económico de 1.000 € y, junto a los dos finalistas, viajará a la sede de Fontanot en Rimini para conocer las instalaciones y el proceso de fabricación de la firma y encontrar a Michele Fontanot, la responsable de I+D de la compañía.

Mediante esta iniciativa, Fontanot apuesta por el diseño verde para minimizar la generación de residuos, animando a todo el mundo a sumarse al movimiento DIY.

Todos estos muebles pueden hacerse a partir de la madera de la caja de embalaje y cualquier persona con conocimientos básicos de bricolaje puede hacerlos fácilmente. Fontanot ha publicado una guía descriptiva con los muebles más originales que explica de forma muy gráfica y sencilla los pasos a seguir para su montaje.  Esta tendencia al alza, centrada en el ‘Hazlo tú mismo’, promueve la fabricación, reparación o reutilización personalizada de objetos y muebles.

De caja de madera de embalaje a mueble funcional

Fontanot envía todos sus kits de escaleras y barandillas en cajas de madera para garantizar que el producto llega en perfecto estado. Cada año la compañía envía más de 200 escaleras a hogares españoles, lo que supone más de dos centenares de cajas de 113 x 95 x 58 centímetros de contrachapado y madera de abeto macizo. La nueva iniciativa de Fontanot pretende favorecer que todo este material de primera calidad, que hasta ahora se convertía en residuo, se recicle y reaproveche. De este modo, no solamente se reduce el impacto de la fabricación sobre el medio ambiente, sino que se impulsa el ahorro económico.

Descargar guía

Dejar respuesta