4 motivos por los que un panel japonés es ideal para nuestras ventanas

Tarde o temprano, a la hora de decorar una vivienda habrá que enfrentarse a la difícil tarea de elegir el tipo de cortinas que utilizaremos para decorar nuestras ventanas y balcones. Son muchas las opciones que podemos elegir, aunque en los últimos años, los paneles japoneses vienen destacando como una de las opciones favoritas por los usuarios. Si te encuentras en esa situación de no saber cómo «vestir» tus ventanas, sigue leyendo para descubrir los motivos por los que deberías apostar por los paneles japoneses.

Elementos muy versátiles

Uno de los motivos más importantes que han ayudado a que las personas se decanten por estos paneles, es que se tratan de elementos muy versátiles que pueden ser utilizados, prácticamente, en cualquier parte de la casa, ya sea en el dormitorio principal, en el salón o en un dormitorio infantil. Todo dependerá de la tela elegida, aunque esto no será ningún problema ya que existe una gama muy amplia donde elegir.

Además de lo comentado, los paneles japoneses son muy económicos y sencillos de instalar. No hará falta contratar a ningún experto ya que tú mismo lo podrás colocar en tu hogar.

La alternativa perfecta a los estores y las cortinas

Es importante resaltar que el panel japonés es una pieza textil muy sencilla que ofrece opciones decorativas muy interesantes, lo que le ha permitido ganarles terreno a otras opciones como los estores o las cortinas. Además, debido a su sencillez, puede ser utilizado con cualquier estilo decorativo, ya sea moderno, clásico o nórdico.

Ayuda a regular la entrada de luz en el hogar

Uno de los motivos principales para instalar estos paneles, es que son perfectos para regular la entrada de luz en las habitaciones donde se instalen. Gracias a su estructura formada por varias lamas estrechas y alargadas que van desde el techo hasta el suelo, le permite moverlas según nuestra necesidad, recogiéndolas todas a un lado para dejar libre la ventana. Aquí también podemos destacar su capacidad para crear espacios alejados de miradas indiscretas, aunque todo dependerá de la apertura que hagamos de los paneles.

Pero además de regular la entrada de luz, los paneles japoneses son perfectos para crear separación de ambientes dentro de una misma estancia, aunque para conseguir el efecto deseado, es importante que la habitación en cuestión cuente con muchos metros cuadrados.

El panel japonés tiene un mantenimiento muy sencillo

Anteriormente hemos comentado que se trata de un elemento muy económico y que que resulta muy sencillo de instalar, pero no son sus únicas ventajas, ya que también es importante destacar que apenas necesita mantenimiento. A la hora de limpiar las telas que forman parte del panel, lo único que habrá que hacer será separarlas de la estructura (suelen estar pegadas con velcro) y quitar el contrapeso de la zona inferior para poder lavarlas.

Por todo lo que hemos comentado a lo largo de nuestra publicación, pensamos que los paneles japoneses son una de las mejores opciones a la hora de decorar nuestros hogares. Un sistema sencillo pero muy decorativo que nos ayudará a crear un ambiente muy especial en nuestro hogar.

Ir arriba