De un tiempo a esta parte con muchas las personas que se han lanzado al mundo de las manualidades y la tendencia DIY (Do It Yourself) o lo que es lo mismo, “hazlo tú mismo”. En la red nos podemos encontrar un sin fin de tutoriales que explican paso a paso como crear todo tipo de objetos. Esto ha provocado que muchos vean en esta práctica una forma de vida, creando sus propias empresas y vendiendo aquellos productos que elaboran por redes sociales o tiendas online. Ahora bien, ¿no quedarían mejor estos productos si pudiéramos ponerle una marca que nos identifique? Siempre está la opción de utilizar una pegatina o placa, pero la apariencia que se consigue no es muy estética que se diga. Por este motivo, hoy os queremos hablar del marcado láser. Una técnica que ofrece resultados profesionales y en poco tiempo.

¿En qué consiste el marcado láser?

Este tipo de marcado hace uso de lo que comúnmente denominado rayo láser, que no es mas que una luz artificial dirigida sobre la superficie de un material. Las características de este haz de luz permite que pueda ser utilizada sobre todo tipo de materiales ya sea madera, plástico o metal. Lo que hay que tener claro, es que dependiendo del material se utilizará un láser de diferentes longitudes de onda y fuentes.

En el sector de la industria, el láser es un elemento muy utilizado ya que permite realizar gran número de acciones sin mucho esfuerzo. Por ejemplo la perforación de materiales, soldaduras o mediciones.

Con el marcado láser se tiene una libertad absoluta para la realización de marcas, logotipos, gráficos, códigos de barras y números de serie, sobre cualquier tipo de material plástico. En el portal www.lasitlaser.es podemos encontrar más información al respecto.

¿Qué nos puede aportar el marcado láser?

Si buscamos que todos nuestros productos incluyan una marca que nos identifique, es importante que esta sea lo más clara posible. En este sentido, el marcado láser permite marcar cualquier tipo de detalle o contenido, incluso muy pequeño, con una definición extrema, garantizando siempre máxima legibilidad y calidad.

También es importante hablar de la versatilidad de este tipo de marcado ya que nos permite llevar a cabo cualquier tipo de marca, ya sea un logotipo, texto alfanumérico o un código de barras, por poner algún ejemplo.

La velocidad a la hora de realizar este marcado también es importante, y el láser nos garantiza conseguirlo en tiempos muy breves sin descuidar la calidad del acabado. Además un sistema de marcado láser resiste al desgaste del tiempo y no presenta costes de adquisición y eliminación de materiales de consumo como tintas, pastas o aerosoles.

Ya sabéis, si queréis dar a vuestros productos un toque personal, nada como apostar por el marcado láser.

Dejar respuesta