-

DIY: 3 artículos exclusivos de decoración con botones

Las manualidades con botones no son solo cosa de niños. No hay más que echar un vistazo a estas piezas imprescindibles del mundo de la costura para inspirarse: los botones de fantasía, infantiles, de pasamanería o strass parecen joyas en muchos casos. Puedes dar un repaso a mercerías online como Botton para entender de qué te hablamos, y seguro que visualizas cómo usar botones para decorar.

Aprovechando los que tienes en casa o esas pequeñas maravillas que el mercado ofrece, aprende cómo usar botones para decorar y hacer artículos personalizados que pondrán en tu hogar una nota exclusiva y elegante.

Cómo usar botones para decorar

Según el material que utilices, los botones se pueden coser con aguja e hilo o pegar con silicona fría, caliente o bien un pegamento cianocrilato. Un consejo si usas silicona: no llenes mucho toda la parte trasera, procura colocar un poco a ambos lados de los agujeros, para evitar que el líquido rebose por ellos.

Portarretratos con botones

Para hacer esta manualidad necesitarás:

  • Cartón liso.
  • Lápiz.
  • Cúter.
  • Botones a tu gusto. Pueden ser de diferentes colores y tamaños, si quieres.
  • Silicona caliente con pistola o fría, o bien pegamento de cianocrilato.

Te explicamos cómo hacerla paso a paso:

  1. En el trozo de cartón, dibuja un primer rectángulo con la regla. Ten en cuenta que las medidas estándar de una foto son de 10 cm de ancho por 15 cm de alto, así que lo ideal es que el rectángulo tenga una medida algo inferior para poder sujetar la foto bien.
  2. Partiendo de ese primer rectángulo dibujado, dibuja otro mayor de forma que el primero quede dentro, de tres centímetros o más. Eso será el marco del portarretratos.
  3. Con el cúter, corta el rectángulo interior.
  4. Te habrá quedado un marco de cartón. Tomando su patrón, haz otro exactamente igual, que luego te servirá para cerrar el portarretratos con la foto dentro. Puedes pintarlo de algún color, si quieres.
  5. Utiliza la silicona o el pegamento para ir poniendo los botones. Te recomendamos ponerlos con criterio para ir haciendo un degradado de color, por ejemplo, poniendo blancos arriba, celestes en las zonas intermedias y azules abajo. O bien ve componiendo líneas con botones de tonalidades similares.
  6. Rellena los huecos que te hayan quedado con botones más pequeños. Si no se ajustan a la medida exacta, no te preocupes, puedes superponerlos con los demás. De hecho, es muy recomendable hacerlo para tener un portarretratos en relieve, aunque la premisa debe ser superponer de manera homogénea. Es decir, no juntes muchos en un lado y pocos en otro, a no ser que estés haciendo una creación especial que lo requiere.
  7. Cuando hayas terminado, pon cola o silicona en la parte trasera del marco, por todos los dos menos por uno. Pega el marco de cartón que hiciste en el paso 4.
  8. Para hacer la base de apoyo del portarretratos, puedes cortar un rectángulo de cartón de unos tres o cuatro centímetros de ancho. Dóblalo por un extremo, a modo de solapa, y pega ese pequeño trozo doblado a la parte superior del marco, por detrás. El otro extremo quedará apoyado en la superficie en la que pongas el portarretratos, dándole estabilidad.

Puedes variar la forma si quieres, y hacer un portarretratos redondo o con cualquier otra forma. Además, si quieres facilitar el proceso, puedes saltarte la parte de hacer un segundo marco para cerrar y pegarlo al que contendrá los botones, y limitarte a pegar la fotografía con celo por detrás. Tampoco tienes que hacer un base, puedes pegarlo a la pared con un adhesivo especial o dejarlo apoyado.

Letras decorativas

Esta manualidad es parecida a la anterior, así que puedes usar los mismos materiales. De lo que se trata, en este caso, es de dibujar en el cartón una letra, por ejemplo, la inicial de un nombre, y hacerlo doble para poder rellenarla luego con los botones. Puedes seguir los mismos pasos para hacer la base, o bien dejarla sin base y apoyarla en la pared.

Las letras decorativas son tendencia absoluta, así que puedes hacer una inicial o iniciales más la letra “&”, y colocarlas en el salón, en vuestra habitación, en la de los niños, etc.

Puedes usar botones del mismo tono o limitarte a usar solo dos o tres tonos de colores fríos o cálidos, buscando el efecto estético. También puedes ir colocando capas de botones de diferentes colores, pero te aconsejamos hacerte con un grupo de botones especiales para esparcirlos por la superficie: en forma de flor, brillantes, de lunares, de cuadros…

Cuadro con botones

Esta manualidad es muy sencilla. ¿Has visto los árboles de huellas que son tendencia en las bodas? Pues bien, se trata de hacer lo mismo pero con botones.

Lo único que tienes que hacer es descargar e imprimir alguno de los muchos árboles que puedes encontrar en los buscadores. Los tienes de todos los tamaños y formas, en blanco y negro o con colores. Puedes imprimirlo en papel normal y después pegarlo sobre sobre un cartón y recortar para que obtener más estabilidad.

De lo que se trata es de ir pegando botones a tu gusto en torno a las ramas, con las formas y colores que quieras. Por ejemplos, puedes usar botones en tonos amarillos, marrones y rojos para que te quede un árbol otoñal. O bien optar por tres o cuatros tonos diferentes que no necesariamente tenga que armonizar entre sí. O escoger todos los tonos que quieras, colocándolos con criterio para armonizar.

Puedes colocar una base como te explicamos más arriba para que se mantenga de pie, ponerlo dentro de un cuadro de madera que compres hecho para colgarlo en la pared, usar adhesivos especiales o, simplemente, ponerlo en una estantería y apoyarlo en la pared.

Hay muchas formas de usar botones para decorar, seguro que se te ocurren muchas. Recuerda que puedas compartir tus trabajos con la comunidad.

91,449FansMe gusta
45,800SeguidoresSeguir
678SeguidoresSeguir
0suscriptoresSuscribirte

Últimos artículos

DIY

CROCHET