Hoy te voy a enseñar cómo convertir una maceta en un original frutero. Seguro que tienes por ahí un montón de macetas, y seguro que muchas de ellas no te sirven para nada, pues bien, haciendo esta manualidad las podrás dar un uso muy útil. Es una manera muy original de crear tu propio frutero, lo tendrás de una manera muy económica, te saldrá mejor que comprarlo y además tendrás un frutero único.

¿Qué necesito?

  • Una maceta
  • Pinceles
  • Pintura acrílica roja
  • Pintura acrílica verde
  • Pintura acrílica negra

como-reciclar-una-maceta-0258

¿Cómo hago mi frutero?

Lo primero que tenemos que hacer es lavar la maceta, secarla y cubrir de pintura roja toda la superficie, menos el borde superior. Asegúrate de que no queda ningún hueco sin pintar. Lo ideal es que le des dos capas de pintura para que el acabado quede mucho mejor.

Una vez que tengas la maceta pintada de rojo y la pintura esté bien seca, pasa a pintar el borde superior de la maceta con la pintura acrílica verde. Haz lo mismo que en el paso anterior, dale dos capas para que el acabado se vea más bonito.

Cuando ya tengamos la maceta pintada de rojo y de verde y con la pintura bien seca, puedes hacer las semillas con la pintura negra. Haz pequeños círculos imperfectos para simular las semillas. Te quedará la imagen de una sandia.

Cómo ves es una manualidad super sencilla, la puede hacer todo el mundo, hasta los niños pequeños. Si tienes hijos saca un ratito para hacer esta manualidad con ellos, se lo pasarán en grande. Es un objeto ideal para decorar la cocina, está claro, como frutero, pero también es muy buen regalo. Si algún amigo o amiga se acaba de mudar o está decorando la casa, no dudes en regalarle este original frutero.
Fuente: imujer

Dejar respuesta