Todo el mundo tiene en casa muebles viejos que no sabe muy bien que hacer con ellos. Suelen ser muebles que se heredan de los padres, e incluso de los abuelos, pero que cuentan con una apariencia muy deteriorada para ser utilizados. Lo que muchos no saben, es que es posible darles una nueva vida con un poco de nuestra ayuda, y algún que otro producto. Es el caso de la pintura Chalky Finish en spray de la marca Bruguer. Ofrece un uso muy sencillo y consigue un acabado mate vintage que puede ser la solución que necesitas para aprovecharlos y evitar tirándolos a la basura o siendo presa de las llamas de la chimenea durante el invierno.

Una de las ventajas de esta pintura para muebles en spray, es que se puede aplicar directamente sobre multitud de superficies, ya sea madera, ladrillo, piedra, yeso o cualquier otra superficie rígida. Además, en esos casos en los que se busca una apariencia más envejecida, permite lijar las zonas a retocar.

Veamos a continuación como se utiliza la pintura Chalky Finish

¿Qué vas a necesitar?

  • Pintura Chalky Finish en spray
  • Una lija o lijadora

Paso 1

Si tu mueble ya ha sido pintado o tratado con anterioridad, solo necesitas aplicar directamente la pintura. En caso contrario, te resultará necesario lijar primero la madera. ¡Asegúrate de hacerlo para eliminar las manchas de la superficie!

Paso 2

Agita bien el spray durante un minuto para mezclar la pintura.

Paso 3

Aplica las capas solapando una con la otra. Si buscas un acabado uniforme, te recomendamos aplicar capas finas de pintura, manteniendo el spray a unos 25 centímetros de distancia del mueble. Para evitar que la pintura salte en exceso, te ofrecemos un pequeño truco: colocar el material que deseas pintar dentro de una caja de cartón.

Paso 4

Una vez hayas terminado de pintar, espera cuatro horas para poder manipular el mueble.

Paso 5

Para conseguir un efecto envejecido, lija la pintura en distintas zonas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here