Decorar un ambiente con figuras de papel es una alternativa bonita y económica que permitirá darle un toque especial a una habitación o a una fiesta. Sólo será necesario tener buen gusto y creatividad.

Bonitos copos de nieve

Crea tus copos de nieve en papel

En este artículo te enseñaremos a crear tus propios copos de nieve en papel. Verás que es muy fácil. Además de elegir papeles de seda de color blanco anímate a utilizar muchos colores, para que el resultado sea más alegre y divertido.

Mediante esta técnica podrás crear toda una decoración en pocos minutos. Para ganar tiempo, y gracias al lo delgado que es el papel de seda, podrás usar varias capas de papel evitando que cortar uno a uno.

Es un trabajo que se podrá hacer en familia o con u grupo de amigos. Tiene la ventaja de no requerir de grandes ni complicados patrones, y los materiales que se usan son súper fáciles de conseguir.

Bonitos copos de nieve

Materiales necesarios

Los materiales que necesitarás para el proyecto de crear bonitos copos de nieve son pocos. Unicamente tendrás que contar con papel de seda (si bien los copos tradicionales son blancos anímate a los de colore), tijeras, hilo o cinta para colgarlos.

Bonitos copos de nieve

Preparación de los copos de nieve

Este proyecto está calificado como fácil de realizar. Te aconsejamos leer todos los pasos antes de comenzar.

Recorta unas tiras de papel de entre 15 y 20 centímetros de ancho a lo largo de toda la lámina. Ten en cuenta que el ancho de la tira será lo que determine el tamaño de los copos de nieves, así que puedes jugar con los distintos tamaños. Una los colores de papel que mas te gusten. Los lados deberán ser rectos y las esquinas bien cuadradas, esto es importante.

Corta cuadrados. Para que el trabajo sea exitoso deberemos partir de una cuadrado perfecto. Comenzando por uno de los extremos de la tira de papel dobla la esquina superior llevándola hacia el lado opuesto. Así formarás un triángulo doblado, este es el primer pliegue de tu copo de nieve Corta el cuadrado y continua haciendo lo mismo hasta finalizar la tira de papel.

Comienza el cuadrado doblando en un triangulo. Y doble ese triangulo por la mitad nuevamente y luego dóblalo en tercios. Los bordes deberá coincidir.

Si notas que los tercios plegados se vuelven un problema simplemente doble el triángulo en la mitad otra vez, y luego por la mitad nuevamente. Así obtendrás copos de nieve con 16 puntos en lugar del tradicional de 12 puntos.

Corta la parte superior en forma irregular. Lo ideal es hacer recortes en forma de V para que el copo de nieve luzca bien. Extiende con cuidado el papel de seda para ver cómo quedó copo de nieve!

Vía | Auntannie

Dejar respuesta