Hacer manualidades con niños puede ser una actividad muy enriquecedora, tanto para los más pequeños que podrán dar rienda suelta a su explosiva imaginación, como a los que ya no son tan peques y en los últimos años de colegio les están quitando toda su pasión por el arte. E incluso, no nos olvidemos, de lo gratificante que será para nosotros mismos, que como adultos, podremos realizar una actividad con ojos de niño volviendo a desarrollar nuestra creatividad al máximo. Pero al margen de la importancia didáctica de estas actividades creativas con niños, algo que también tenemos que tener muy en cuenta, es la seguridad de los niños más pequeños, y por ello hoy os traemos una serie de consejos para hacer manualidades con niños. 

  1. Seguridad ante todo: cuando realizamos manualidades tendemos a utilizar herramientas cortantes o puntiagudas con las que se pueden hacer daño, y también, materiales tóxicos como el pegamento. Por ello, os recomiendo poner en una caja todos los materiales puntiagudos y punzantes como punzones, cuter y tijera (aunque sea de las redonditas), y cuando tu pequeño quiera utilizar cualquiera de ellos decirle que tiene que pedírtelo a ti. Así conseguirás estar siempre atenta cuando esté usando un material peligroso. Asimismo, estate atenta de que no tienda a meterse en la boca ningún material ya que al margen de la suciedad que pueda contener, puede ser tóxico, como el pegamento.
  2. No te estréses con la limpieza: utiliza papel de periódico o grandes manteles de plástico o papel para cubrir toda la superficie donde vais a trabajar y así no estarás continuamente pendiente de que se va a manchar la mesa, el suelo o cualquier otro elemento. Interrumpir a tu pequeño o a ti mismo cuando estás haciendo manualidades apagará toda vuestra creatividad y ganas de hacer cosas con vuestras propias manos.
  3. Pensar más en la idea que en la ejecución: tendemos a buscar tutoriales de cómo hacer manualidades y a decirle a nuestros pequeños que lo reproduzcan y eso es un craso error pues lo único que conseguimos es frenar su imaginación y frustrarles cuando vean que el resultado no es tan bonito como el objetivo que les habíais planteado. Por ello es importante que demos varias opciones y que dejemos que los niños puedan modificarlas a su gusto.
  4. Potenciar los puntos fuertes: una buena combinación de actividades que se le dan bien con actividades que le cuestan más te permitirá mantener a los niños con ilusión y en continuo aprendizaje. Incluso puedes combinar ciertos conocimientos de la escuela que sabes que necesita potenciar, con las manualidades. Por ejemplo, si tu pequeño tiene problemas con la ortografía o necesita perfeccionar su caligrafía pero le encanta hacer manualidades con fotos y scrapbooking, plantéale hacer un bonito álbum de fotos con pequeños espacios en los que escribir mensajes relacionados con las fotografías.
  5. Desarrollar su propio gusto estético: vete con los pequeños a comprar el material para que ellos mismos elijan las cartulinas, goma eva u otros materiales así como la combinación de colores entre todos ellos. Y sobre todo, no les fuerces a usar un material o color que no les gusta. Con el tiempo ellos mismos se irán dando cuenta de que quizás para que un verde quede bonito necesitan más tonalidades de verde o un amarillo para contrastar. ¡Deja que aprendan de la experiencia!

¿Qué os han parecido nuestros consejos para hacer manualidades con niños? Nos encantaría que compartierais con nosotros vuestras experiencias con los más pequeños de la casa para poder ampliar y completar estos consejos.

3 Comentarios

Dejar respuesta